El SEXO es un deseo ardiente capaz de mover los hilos del planeta.
Yo me considero una mujer moderna que vive y siente, no temo contar mis fantasías e intimidades, para mi es el camino a la liberación de tabúes impuestos por nuestra sociedad, de machismos, de incomprensiones.
En esta época donde sufrimos todos es necesario soñar, y yo seré tu musa, si me dejas....

viernes, 16 de abril de 2010

FANTASÍAS


Algunas de mis fantasías superan a la propia realidad.


Las fantasías de puta son tremendamente eróticas, mis ficticios honorarios exorbitantes. Me fascina que el hombre que aparece en una de mis fantasías sea: Calenturiento, rudo, bestia y repugnante físicamente.

Yo, que soy por norma aficionada a la belleza, esta situación inesperada en mi mente me produce tal excitación que me descontrola, me desborda sexualmente, produciéndome unos orgasmos largos y profundos.

Me explico:

No me refiero a comportarme como una putilla, que solo desea que la penetre una buena tranca, aunque son dos objetivos excelentes para las relaciones sexuales esporádicas.

Si una mujer se ve impulsada por una belleza física, “está perdida”, es vulnerable, pero si el hombre es una bestia y no muy agraciado “tenemos el poder”. Que para mí es más interesante.

También he descubierto que el sexo imaginario es gratificante, ¿Quién no se ha masturbado en su vida?

La puta que una lleva dentro debe florecer, ejecutarse a fondo, venderse en la cama de quien nos interese para no ser olvidada jamás.

Olvidarse de ser una buena chica, en la cama todo vale para disfrutar a tope del sexo.

Descubrí , que si dejo fluir esas fantasías, partes de mi que quedan ocultas en la sexualidad salen a relucir, sentirse putesca no es malo, es mágico, y tener fantasías raras, rozando lo grotesco puede ser fascinantemente sexual.


Sin embargo existe un riesgo con los piloneros.

Casi siempre pierdo el respeto cuando un hombre se muestra tan deseoso de lamerme el coño, que se entrega a mi necesidad para complacerme más que a su verdadero amor por el coño.

La intención lo es todo y yo la siento por el coño, eso me incomoda.

Para mí, lo más importante es que mi hombre ame el coño en general y el mío en particular, por eso los piloneros son un problema.

Es mi altruismo, no mi narcisismo, lo que fomenta este tipo de fantasías.

12 comentarios:

A. D. N. dijo...

Guapi, gracias por un texto tan revelador. Empiezo a entender que amar coños en general y algunos en particlar me está excluyendo de esa denominación de piloneros y me acerca a una órbita de comprensión mejor porque incluso a mí se me hace raro explicar qué es lo que más me gusta. Y eso, a las mujeres. A los hombres ya, les sueno a pájaro para que me encierren.

Creo que la variante putilla es algo que las mujeres deberían explorar. No para que los feos follemos más - que también - sino para que ellas también se lo pasen como nunca imaginaron.

besotes amalados

Wilson Pacheco dijo...

Rubia, yo tengo mucha plata, dime cuantos pesos cuesta hacerme con tu compañía, como dije no soy un tipo agraciado, me gusta la cerveza y el vino, las buenas mujeres y la música de julio iglesias, pero por ti lo dejaría todo, si tu me dices ven.

Y recuerda, yo me depilo el pecho, depilarse los cojones es de desviados, pero si es necesario, hare eso y mas por vos, mi reyna.

LORD SOUL dijo...

Sí todas tuvieran esas fantasías, estarían jodidos los los caritas, uno como bestia busca la belleza y siempre hay mas perfección en la propia imperfección, besos.

tomasuncafe dijo...

en general y en particular luego de tus vaivenes deseosos se acentúa el placer,
besos

natalia dijo...

quien coño es wilson???? entro en un blog y ahi esta el del gorro estilista... y natalia NO SE VENDE.. yo compro.

Wilson Pacheco dijo...

Hola Rubia de nuevo, gracias por tu nota, es un placer servirla. He amanecido deseoso de entrar a leer a mi reyna, yencuentro la carta de mi amiga Nataly, que dice estgar en venta o comprar, a mi no me importa pagar por una buena compañía, pero si tu me pagas a mi, te traere la luna hermosa a cambio. Mandame una foto que pueda ver el produto.

Insisto en que yo me depilo el pecho, que es de ser limpio y depurado, afeitarse los cojones es de locas afeminadas. Pro por vosotras lo haría, solo una vez.

Wilson Pacheco dijo...

Rubia, te voy a mandar una foto mia que me sacó mi compadre el domingo, espero que te guste y la publiques en uno de tus escritos, si quieres, pero tapame los ojos.

Me gusta tener la cera caliente el el pecho, no en el paquete.

Jordi dijo...

Disfrfuto leyendo cómo desnudas tu intimidad, como muestras tu interior en estas notas, que nos regalan una parte oculta de ti.
Yo creía conocerte, y cada día me sorprendo de descubrir cosas nuevas... sigo con mis dudas...

Por cierto "rubia", como dice el colega mejicano, esa foto, si te la manda, la quiero ver..digno de mención, sin duda. Wilson, con sombrero también?? por ceirto Wilson, yo me depilo el pecho, también, y los cojones, y te aseguro que no soy marica ni afeminado ni nada de eso, y si no, que alguien lo confirme...

Six X dijo...

todas nos hemos sentido putas en algun momento (bueno, al menos yo), y a veces he sentido repulsión por mí misma por ello y otras me ha excitado sentirme "tan puta"
PD, sí que aparece bastante este Wilson, y tiene una obsesión con lo de la depilación...

Alicia dijo...

Jajaja..El tal Wilson Pacheco se ha equivocado de sitio, creo que deberia visitar las pàginas calientes de cualquier diario.
Buen post, (como siempre).
Saludos.

bella bestia dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios como siempre excitantes..

Wilson como he leido muy acertadamente en este post necesitas otro tipo d eblog no te doy el perfil y si deseas casarte utiliza paginas para buscar esposa, espero que la encuentres.

Wilson Pacheco dijo...

Bamos a ver, me cago en el hijo de la chingada que me ha insultado, yo no le he faltado el respeto a nadie creo, y si lo hecho, disculpenme ustedes, pero es sin malas intenciones.

Yo he descubierto internet hace poquito, y vivo un mundo que solo lo habia fantaseado.

Rubia, no te molestes por mis escritos, si tu me lo pides dejo de visitarte, y también me depilo por ti mis partes, aunque sea de homosexuales.

Yo bengo a españa este veranito, y si ustedes quisieran podriamos conocernos.

Disculpen mi lenguaje rudo, pero a veces los estilistas debemos llamar las cositas por su nombre.