El SEXO es un deseo ardiente capaz de mover los hilos del planeta.
Yo me considero una mujer moderna que vive y siente, no temo contar mis fantasías e intimidades, para mi es el camino a la liberación de tabúes impuestos por nuestra sociedad, de machismos, de incomprensiones.
En esta época donde sufrimos todos es necesario soñar, y yo seré tu musa, si me dejas....

lunes, 6 de julio de 2009

PARÍS Y ROLAND GARROS


10.45 de la mañana, empezaba el torneo en París, la ciudad del amor, donde fui invitada por unos amigos. De esto hace casi dos años, tuve una experiencia fantástica con un periodista deportivo ingles, que conocí de forma casual en el estadio.


Michael, periodista del The Sun , se encontraba transcribiendo el torneo para su país, a través de un cristal pude verle un momento y él a mi. Rubio canoso de cuarentaitantos , gafas de última moda , 1.75, ojos claros, más que guapo atractivo y resultón, me miro y yo a él, mientras me dirigía hacia el restaurante.










Durante todo el día coincidimos en varios lugares del estadio, en el museo, en varias de las 24 canchas, pero donde pudimos estar más rato mirándonos fue en una de las canchas principales ( pista Philippe Chatrier), donde Roger Federer no estaba de racha, eso era lo que menos me importaba, mis ojos permanecían clavados en aquel hombre.


Al acabar el torneo, junto con mis amigos me dirigí a nuestro hotel , en el hall del Holiday Inn Paris Saint Germain Des Pres , me encontré con aquel enigmático hombre.



Presentaciones tipícas, en un francés anglosajón digno de escuchar , me invitó a cenar , fuimos al Restaurant Chez Paul, muy típico francés , cerca de la estación de la bastille. Una cena divertidísima , hablamos de muchas cosas, miradas insinuantes, roces atrevidos, tocamientos escondidos bajo la mesa. Al salir del restaurante decidimos dejar el taxi y dar un paseo de camino al hotel.


Juntos , abrazados, su boca busco la mía, en ningún momento le rechace, me beso apasionadamente, jugando con mis cabellos, sus manos acariciaban mi cara, su cuerpo se apretó al mío, enseguida note su polla hinchada , el calor que desprendía era obvio que buscaba guerra, y yo estaba dispuesta a dársela.



En un rincón semi-oscuro junto a uno de los puentes del sena, donde las miradas de los paseantes no podían alcanzar a vernos, Michael siguió besándome con pasión, tocándome mis pechos duros como piedras, me desabrocho la blusa, sacándomelos para poder mirarlos, tocarlos, lamerlos con más libertad, desabroche su pantalón y metí mi mano buscando su tranca, comencé a pajearle, tocándole la puntita ya mojada, me “baje al pilón” me introduje su polla en la boca y comencé a comérsela.



Introduciéndomela toda entera en mi boca, jugando con mi lengua sobre su punta , entreteniéndome en sus huevos, me levantó me dio media vuelta, subió mi falda, aparto mi tanga y me introdujo su tranca hasta el fondo de mi coño, una embestida profunda, fuerte, intensa, salvaje, apretándose hacia mi culo, agarrándome por la barriga, no me dejaba casi movimiento.


Su bombeo era constante, cerré mis ojos y me concentre en su polla, la sentía entrar y salir a un ritmo rápido, frenético, entrar muy profunda llegando a tocar mi fondo, mis gemidos eran de excitación máxima, me agache a cuatro patas dejando mi coño muy abierto, quería sentirla aún más profunda.


Saco su polla y como buen pilonero comenzó a comerme el coño muy despacio, retándome a no correrme. Es maravilloso estar en esta posición y resistirse a correrse mientras te trabajan a fondo, me lamía el culo, no quería follármelo tan solo hacerme disfrutar, me follaba el culo con la lengua, algo impresionante que no me habían echo nunca, hasta la fecha de hoy no he sentido una lengua tan profunda.


Estaba a punto de correrme , y se lo hice saber , como experto pilonero su lengua se apodero de mi coño, su intención era complacerme dejarme seca, sus dedos jugaron con mi clítoris, su lengua se movía con frenesí, me dolía, estaba apunto, él lo sabia, me dio media vuelta y de una embestida note que me corría a la vez que su semen salía con fuerza empapando todo el suelo.



Me encanta follar en lugares inhóspitos. Un fuerte beso Michael , se que me lees.


6 comentarios:

J. eMe. dijo...

Es que yo le he dicho siempre... nada como el tenis. Es un deporte que tiene un no sé qué...


Ese Michael es un tío muy afortunado. Besos linda. Quien fuera el tal Michael...

rosi dijo...

me ha encantado, valla atracón con el periodista, quien pillara uno. París ciudad del amor, una medio francesa y un ingles que peligro.

besos bella

tomasuncafe dijo...

bien linda eres una diosa contando historias,
y eligiendo que tenis ver,
besos

natalia dijo...

Valla nena me sorprendes, muy bueno, la imaginación para que el sexo no sea algo monótono escrito es tu fuerte.

saludos y besotes

alicia dijo...

me ha encantado, es el que mas me ha gustado. un saludote

Superprivadisimo dijo...

Siempre el sexo fuera de la cama tiene un condimento especial que lo hace mas... animal.
Seguramente dara a discusion porque nunca uno podra decir es mejor en la cama o es mejor fuera de ella. Ambos tiene su atractivo...
El relato.. perfecto.